Curso internacional de vías amigables con el ambiente analizó la importancia de contar con un proyecto mesoamericano

Comunicadora: Gabriela Contreras - 16 de noviembre, 2017
 


face   twitter   google

 

nota_vias_amigables_ambiente_01El curso se impartió en las instalaciones del LanammeUCR y contó con la participación de representantes de más de 10 países

El Grupo Vías Amigables con la Vida Silvestre (VAVS), conformado por el Centro de Rescate Las Pumas, Panthera y la Universidad Latina, en conjunto con el Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales de la Universidad de Costa Rica (LanammeUCR), realizaron el Curso: Vías Amigables con la Vida Silvestre en Mesoamérica, con el objetivo de capacitar a profesionales (investigadores, representantes de los Ministerios de Ambiente y Transporte) en el desarrollo de investigación e implementación de medidas ambientales en proyectos de carreteras en la región mesoamericana para mejorar la conectividad entre los ecosistemas, las poblaciones de jaguares y demás fauna silvestre. 

La actividad contó con la participación de más de 10 países entre ellos Canadá, Estados Unidos, México, Guatemala, Belice, Nicaragua, Panamá, El Salvador, Francia y Costa Rica, de diversas áreas como: biólogos, ingenieros civiles, representantes de gobiernos, de ONGs, empresarios privados, ambientalistas y estudiantes.

nota_vias_amigables_ambiente_02Esmeralda Arévalo, geóloga de profesión y una de las fundadoras del Grupo VAVS, explicó que desde el año 2012 se dieron las primeras iniciativas en Costa Rica, siendo la Guía Ambiental: “Vías Amigables con la Vida Silvestre”, el primer producto que a manera de “recetario” vino a ofrecer una opción para incorporar a los diseños de proyectos de carreteras los pasos de fauna.

“A través de la Guía se determinó qué se debe hacer, cómo, cuándo y quién; éramos un país que no planificaba las carreteras en relación al respeto por la vida silvestre, pero desde hace un año o más todos los proyectos nuevos tienen investigaciones y se han incorporado en sus diseños pasos de fauna, utilizando la Guía como referencia”, dijo Arévalo.

Arévalo destacó algunas rutas que incluyeron estos estudios como el caso de la Ruta 32, proyecto que desde el inicio ha seguido el modelo de la Guía, y actualmente está en la etapa de diseño, donde se incluyen los pasos de fauna, por lo que es considerada como la primera carretera del país en la que se incorporaría completamente la Guía, convirtiéndose así en el modelo a seguir.

También Arévalo, recalcó el apoyo de instituciones como los ministerios de Ambiente y Energía (MINAE), y de Obras Públicas y Transportes (MOPT), en este último adquirieron el compromiso de solicitar el uso de la Guía para los nuevos proyectos de carretearas con el carácter de obligatorio, y así garantizar la incorporación de las medidas en las nuevas vías de Costa Rica.  

“Ahora se necesita que el ente rector: la Secretaria Técnica Nacional Ambiental (SETENA), declaré el uso de la Guía de forma obligatoria, ya que por ahora dependemos de la buena voluntad, y en el país se requiere que no sea una opción, sino una obligación”, expresó Arévalo.

Arévalo, expone la importancia del curso y lo que se podría esperar para el futuro de la región mesoamericana.

Esmeralda Arévalo

Por su parte la viceministra del MOPT, Giselle Alfaro, mencionó que desde hace algunos años se está trabajando en estos proyectos, y actualmente a través del Proceso de Gestión ambiental y Social (PROGAS), el MOPT ha empezado a incorporar estas políticas de protección a la vida silvestre y las buenas prácticas ambientales, mismas que se han ido fortaleciendo año con año, y proyecto por proyecto.

“Es una obligación incluir en los proyectos los pasos de fauna, se ha avanzo mucho en los diseños y buenas prácticas en otros aspectos como: la incorporación de cámaras para conocer corredores biológicos e identificar a dónde deben estar colocados estos pasos, se han hecho adaptaciones físicas a los pasos, como pequeñas aceras a las alcantarillas a nivel y esto se ha venido fortaleciendo, Costa Rica es un referente a nivel latinoamericano en estos temas y esperamos que se sigan reservando recursos para esto”, indicó Alfaro.  

Alfaro recordó, que todo inició como un requisito por parte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para proyectos financiados por esta entidad, pero, actualmente se aplica a todos los proyectos, aunque no sean financiados por el BID, algo que ha permitido que cada vez se vaya interiorizando más en la institucionalidad del país estos temas.

Además, la viceministra Alfaro resaltó que hacer este tipo de inclusión desde el inicio de las obras y la etapa del diseño de las carreteras garantiza que no haya una variación importante en los costos de las obras, a diferencia de tratar de incluir los pasos de fauna en rutas ya construidas, donde esas inversiones si pueden ser significativas.  

Giselle Alfaro

Andrea Avila, bióloga de PROGAS, explica parte del trabajo que realiza esta unidad, indicando que el tema de pasos de fauna es nuevo y eso hace que no tengan muchas opciones para capacitarse y aprender, por lo que este tipo de cursos son muy importantes.

Andrea Avila

Uno de los expositores del curso fue el ingeniero geotécnico Gordon Keller, quién lleva más de 40 años trabajando en el campo de las carreteras, él habló de su experiencia en ingeniería de caminos, aspectos de planificación y diseños para crear conectividad con la fauna.

“Mi exposición trato sobre aspectos de caminos, de diseños y cómo afectan algunos de estos a la vida silvestre, es una ciencia que ha ido evolucionando, es muy importante compartir experiencias de cada uno de los países presentes, y entre los diferentes profesionales, eso nos permite aprender y no repetir los mismos errores”, dijo Keller. 

Keller manifiesta como desde su perspectiva y trabajo como ingeniero geotécnico se pueden trabajar los pasos de fauna y la protección a la vida silvestre.

Gordon Keller

Otro de los expositores fue el biólogo Anthony Clevenger, quien trabaja en el Instituto de Transporte del Oeste en Montana en Canadá, específicamente con el proyecto del Parque Nacional de Banff.

“Llevamos muchos años trabajando en las medidas correctivas, y ya tenemos 17 años continuos de estudios de estas medidas y de la protección a la fauna, esto nos ha permitido ser un modelo para muchos otros sitios en el mundo”, comentó Clevenger.

Clevenger, asegura que los datos que han podido conseguir de estos estudios demuestran que las medidas preventivas son muy eficaces y que el costo de los beneficios es positivo, indicando que en Canadá el Parque Nacional Banff está muy avanzado, pero que lamentablemente el resto del país no, mientras que en países como Estados Unidos hay mucho apoyo de los gobiernos y de los programas de los diferentes Estados, por lo que en los últimos 20 años han avanzado mucho más.

“Me parce que Latinoamérica tiene muchas opciones para avanzar en este tema, porque existen los préstamos de los bancos internacionales, y ese es un plus muy importante, eso hace que sea más fácil incluir estos temas, porque parte de la financiación viene de estos bancos”, explicó Clevenger.  

Clevenger también, destacó el intercambio de conocimientos que se dio en el curso y lo que eso puede significar para el trabajo en conjunto a futuro que deberían establecer los países de la zona.

Anthony Clevenger

Algunas de las rutas nacionales en las que se han incluido los pasos de fauna son: Chilamate-Vuelta de Kooper, Ruta 32, Playa Naranjo-Paquera, Barranca-Cañas, Cañas-Liberia, y en la Costanera Sur donde se destaca el Paso Barú, ya que en una distancia de dos kilómetros se pueden encontrar 20 pasos de fauna.

nota_vias_amigables_ambiente_04

 

 Curso Completo 

Noticias de interés